Antonio Piñeiro, director de Operaciones de Emalsa, continúa el relato de cómo la ciudad llegó a tener un sistema integral de conducción.